elementary OS, no luches con tu ordenador

Captura de pantalla de 2013-10-26 13:28:15
Estándar

¿Creíais que ya me había olvidado otra vez de mi blog? Para nada, aquí estoy de vuelta, esta vez hablando de mi experiencia de elementary OS.

Al principio, me negaba a probar elementary. Solía aburrirme o cansarme del diseño, y directamente volvía a Ubuntu o Windows 8.1 tras un día o dos de uso. Solía probarlo en máquinas virtuales, y nunca me convencía. Pero ahora que lo he instalado por necesidad (el USB de Ubuntu no me iba, y no me quedaba más que un disco de elementary que además estaba demasiado rayado), puedo decir sin equivocarme que elementary OS es el sistema operativo más sencillo, fácil, rápido y menos técnico que he encontrado hasta ahora.

Soy ubuntero y probablemente lo seré hasta que salga algo mucho mejor, con decir que elementary es increíble ni siquiera me aparto de mis ideales (al fin y al cabo, no es más que Ubuntu 12.04 con Pantheon). Pero es que, en todo lo que falla Ubuntu, elementary sobresale.

Por ejemplo, el diseño. Es limpio, es minimalista, combina perfectamente con mi Mac, no molesta ni entretiene, es agradable a la vista, hace que el ordenador sea la ventana a tu vida digital, no simplemente a eso, un ordenador. Es un logro que muy, muy pocos sistemas han logrado. Hasta ahora, incluso usando Ubuntu pensaba continuamente en el sistema operativo y en el hardware, pero es que elementary te hace olvidarte de todo eso. Brilla el contenido, no las apps ni el sistema. Hasta ahora, esa experiencia ha sido única de OS X. Y doy gracias de que hayan conseguido balanzar todos los aspectos del sistema correctamente.

La estructura del escritorio, Pantheon, es muy sencilla. Tienes un dock, para abrir apps rápido. Tienes una barra de tareas arriba, para todo lo demás. Ya está, punto final. Como debe ser. Luego en la barra de tareas tienes un menú de aplicaciones a lo Dash (o a lo Launchpad, si vienes de Mac), la mejor implementación de un calendario que he visto en la historia, y la típica bandeja de opciones, casi igual a la de Ubuntu. Además, elementary OS ha imitado la multitarea de OS X (esto es claramente una copia de Mission Control), y puedo manejarme rapidísimo de app en app. Las apps que más uso las coloco a pantalla completa, cada una en su propia área de trabajo. Si tengo que abrir alguna cosa, como una carpeta para arrastrar una foto al navegador, o una calculadora para hacer un par de sumas, la dejo en la típica ventanita flotando, y con el clon de Exposé cambio de app en app. Y todo esto, además, lo tengo configurado con las esquinas activas, así que lo hago todo al instante.

¿Qué obtengo con esto? Un escritorio que me deja trabajar y entretenerme, que no bloquea ni interrumpe. De hecho, uso el terminal menos de lo que solía hacerlo con Ubuntu, fuera la 12.04 o la 13.10. ¿Para qué lo he usado? Para hacer swappiness (un truco que hago sea el Linux que sea) e instalar las versiones más recientes de GIMP y Virtualbox (que hago en el terminal por comodidad, de hecho). Es un sistema que no te bloquea a la hora de hacer algo, si quieres hacerlo, basta con poco más que tener la idea. Y eso es único de elementary. Windows siempre me detuvo por los drivers y librerías (por suerte, semisolucionado en 8.1), Mac OS X me hacía de ajustar una y otra vez mis apps hasta que me sintiera a gusto, Ubuntu suele sacar unos cuantos bugs, y si me voy a otro sistema ya puedo empezar a leer documentación. Con elementary, si tu ordenador es compatible, funciona desde que metes el Live CD/USB hasta que decidas cambiar a otro ordenador.

Y sí, elementary OS no es perfecto. Ni mucho menos. Sus mayores defectos son las apps preinstaladas. En el navegador Midori, por ejemplo, no puedo usar Flash y suele crashear por ningún motivo aparente. Geary, el cliente de e-mail, todavía necesita madurar un poco. La app de calendario no me deja sincronizar con Exchange ni Google. Shotwell no se siente todavía a gusto en casa. Me gustaría que Scratch me permitiera instalarle plugins para que sea algo más que un bloc de notas. Y Noise, el reproductor de música, está lejos de ser decente (algo lógico al estar en su versión 0.2.4), pues le cuesta muchísimo gestionar la música correctamente, y puede no ser muy intuitivo. Pero más allá de estos problemas, típicos de un proyecto inmaduro que lleva 3 años de andadura, es un sistema operativo excelente. Te recomiendo que, si quieres entrar a Linux pero tienes la más mínima duda o problema con Ubuntu, grabes de inmediato el instalador de elementary.

P. D.: Perdón por la falta de capturas de pantalla, pero al parecer tienen que mejorar Pantheon para hacer fotos a cosas tan sencillas como la multitarea.

P. D. 2.: En su lugar puedes ver el anuncio oficial de elementary OS😉

Un comentario en “elementary OS, no luches con tu ordenador

  1. Pues aunque escribiste esto ya hace más de seis meses sigue siendo válido.
    Por necesidad y buscando revivir 2 netbook archivadas por “lentas” con Windows 7, me di a la tarea de instalarles Elementary OS y ahora las maquinitas “vuelan” y sus dueños satisfechos.
    Ya les tomaron cariño y las llevan a todas partes como elemento de estudio y de trabajo, aparte también para presumir por su look a lo MAC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s