Surface Pro 2, algo más que una tablet

Titular de Surface Pro 2
Estándar

¿Es una tablet? ¿Es un portátil? ¿Es una workstation? ¡No, es la Surface Pro 2! Un auténtico ordenador con convergencia de serie. Nadie se esperaba que en 2012 Microsoft fuese a presentar un gadget así, pero en cuanto vimos la keynote muchos no pudimos evitar enamorarnos del concepto, hasta el punto que es mi primer PC Windows desde el 2009, y la primera vez en mi vida que compro algo a Microsoft (como una curiosidad, mi ordenador viejo venía con la licencia OEM de XP, pero porque tenía el disco de un ordenador más nuevo). Así que, ¿gastar todos mis 3 BTC en esto ha merecido la pena, será la Surface la tableta definitiva?

Diseño

Me encanta. Es exactamente el mismo que el de la Surface Pro original, salvo que en el kickstand (o soporte trasero) aparece el nombre de la tablet en lugar del logo de Windows, algo que tiene más sentido, aunque comprendo las intenciones iniciales de los chicos de Microsoft. Las esquinas con corte de 22º no solamente la hacen atractiva (algo que me recuerda al pobre Ubuntu Edge), sino que es muy agradable de coger con las manos. Los botones y puertos pueden ser escasos, pero están bien colocados y hacen bien su trabajo. Me encanta sobre todo el puerto del cargador; si bien no es universal, puede colocarse por ambos lados, y el puerto tiene doble uso al permitir enganchar el pen, del que luego hablaré. Sencillamente genial.

Parece un portátil, pero no lo es.

Parece un portátil, se usa como un portátil, se siente como un portátil. Pero no es un portátil. -Doblepensador de Microsoft

Cuando penséis en la Surface Pro, si la veis únicamente como tablet la veréis gorda, pesada, sobrecalentada y cara. Por supuesto, os equivocaríais de lleno. Porque no es realmente algo que entre en la categoría “tablet”, al igual que no entra en la categoría “portátil”: sencillamente, es una Surface Pro. Aquí es donde entran en juego la Type Cover 2 y el kickstand. Por una parte, el kickstand te ahorra el trabajo de sujetar la tableta, algo que con el iPad 2 me daba (y mucho) la lata. Por otra parte, la Type Cover es sencillamente una maravilla. Es un teclado mecánico de 5 mm de grosor, para empezar. Viene en colorines. Se une magnéticamente a la tableta, tan fuerte que si sujetas del teclado la Surface se mantiene en el aire. Tiene retroiluminación con 3 niveles de brillo. Posee un acelerómetro para sujetar la Surface como una tablet sin pulsar en teclas aleatoriamente. Está fabricado con una textura suave, que ayuda a sentir el ordenador en tus manos como un libro al cerrarlo. Viene integrado con Windows 8, gracias al touchpad multitáctil y a las teclas Charms. Y es escandalosamente caro, pero merece la pena. Nunca me maravillé tanto antes por un simple teclado.

Características

Probablemente ya te sepas buena parte de esto, pero aquí listo los detalles del hardware de la Surface Pro 2:

  • Procesador Intel Core i5 (4200U a 1.6 Ghz / 4300U a 1.9 Ghz)
  • Disco duro SSD (64 GB / 128 GB / 256 GB / 512 GB)
  • Memoria RAM LPDDR3 (4 GB / 8 GB)
  • Pantalla de 10’6” ClearType, 1920×1080
  • 1 puerto USB 3.0, 1 puerto microSDXC
  • Puerto MiniDisplay, con soporte de HDMI
  • Pen Wacom integrado

¿En que se traduce todo esto? Arranques en 5 segundos. Programas que vuelan. Las ralentizaciones son casi nulas. Ni una BSoD. Puedo ejecutar juegos actuales a 24 FPS o más incluso. La batería dura 5 horas o más (puede durarte casi 10 si te las apañas). Apps como GIMP funcionan en armonía con el software Metro. Fresh Paint me permite dibujar absolutamente todo lo que se me ocurra. Y lo mejor de todo, puedo mudarme a Ubuntu o cualquier sistema no-Microsoft en cuanto decidan que se ha quedado obsoleto. Intenta todo eso con cualquier portátil o tablet habitual.

La atención al detalle, eso que la empresa a Redmond suele olvidar, puede apreciarse fácilmente en la Surface. Por ejemplo, si dejo de usarla un par de minutos se suspende, y basta con deslizar el dedo sobre la pantalla para que vuelva a estar atenta. Si no vuelvo a tocarla en horas, se hiberna, y al encenderla tarda 3 segundos en estar funcionando de nuevo. En general los logros de la Surface son más de Windows que del propio gadget, y es aquí donde vamos a la siguiente parte.

Software

Sencillamente awesome. Gracias, Windows.

Sencillamente awesome. Gracias, Windows.

Por supuesto, un producto de Microsoft tiene que ser gobernado por el archiconocido Windows, más conocido incluso que la propia compañía. 8.1 Pro es la versión de serie, y sin duda hace un buen trabajo. Por una vez vamos a dejar de lado el Restricted Boot, el “Trusted” Computing y los problemas del código privativo, y vamos a centrarnos en la experiencia de usuario, diseño y funcionalidad.

Estoy todavía más entusiasmado con el nuevo Windows que cuando probé la Preview en mi Mac, hace ya más de medio año. Si bien sigue necesitando pulirse, 8.1 ha hecho un gran trabajo a la hora de salvar la pifia de Windows 8. Es rápido, estable, teóricamente liviano, intuitivo, flexible y rebosante de funcionalidad. Si eres de esos que se pierden con el nuevo diseño Metro, no necesitas más que probarlo en una pantalla táctil, todas tus dudas se despejarán, y entonces notarás las ventajas tanto para usar Windows en una tableta como en un ordenador más tradicional. Y la Surface, al ofrecer tanto teclado físico como pantalla táctil y touchpad, ha dejado muy claro que (como dijo el infame Ballmer) era el dispositivo que acompañaba a 8, tal y como el Microsoft Mouse complementaba a Windows 1.0.

No tengo ninguna queja sobre el propio sistema, de hecho me he encontrado un par de joyas. Por ejemplo, relacionados con los inputs, ya que el ratón me lo ha recordado: la escritura táctil de serie funciona muy bien, y encima permite ser calibrada para que no cometa casi ningún fallo. También hay un sistema de reconocimiento de voz que podrían potenciar mejor, es más preciso que Siri (y encima offline)… pero con una orientación más profesional, y con un diseño más propio de Windows Vista, parece que se hayan olvidado de que está ahí, y si Microsoft quiere es una herramienta muy poderosa. Pero bueno, allá ellos.

Quejas

Por supuesto, no es perfecto. En primer lugar, el precio introductorio de 879€ para 64 GB y 4 GB de RAM; en un principio justo, pero deja que desear en economías como la española. Al menos, nos dan a cambio 200 GB de SkyDrive y 1 año de Skype ilimitado.

Aquí hay otro problema: mi Surface venía defectuosa, así que tuve que devolverla. ¿Problema? Canjeé el código de Skype. Cuando recibí mi nueva Surface, todo iba de maravilla, pero Skype no me dejaba ya hacer llamadas a números, decía que no tenía créditos. He reportado el problema, pero nadie me hace caso… genial, gracias Skype.

Otro problema es el de la actualización de firmware, y es que a lo mejor me toca arreglarlo manualmente reinstalando Windows. No solamente el UEFI falla a veces al arrancar, sino que encima la Surface ha llegado a encenderse automáticamente mientras estaba cargando… ¿¡qué tipo de bug es ese!?

Gracias Microsoft por actualizar súbitamente el procesador, dejando mi tableta “vieja” a los dos meses del lanzamiento.

Por último, soy consciente de los problemas que puede suponer cualquier cosa de privacidad, en general coincido con la opinión de la Free Software Foundation. Y es un fastidio que Microsoft busque el beneficio antes que la libertad, pero imagino que seguirá siendo así siempre. Por ahora, eso sí, no han decidido bloquear mi ordenador. Supongo que puedo estar tranquilo.

Galería

Conclusión

La Surface Pro 2 es probablemente el mejor ordenador que he visto en mi vida. Con un balance adecuado de hardware y software, ofrece una experiencia que opino no es igualada por ningún otro gadget en el mercado.

Su puntuación es de 9/10. Felicidades Microsoft, tienes un cliente satisfecho.

5 comentarios en “Surface Pro 2, algo más que una tablet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s